Recetas con Alcachofas

Recetas fáciles y muy sabrosas

Alcachofas con tomate

No es lo mismo que te presenten un plato de alcachofas aburrido y sin sabor, que un buen plato de alcachofas con mantequilla derretida, mayonesa casera o de vez en cuando rellenas con pan rallado, ajo y queso parmesano.

Se pueden hacer auténticas maravillas con las alcachofas, y una de ellas es la receta de hoy, con una salsa de tomate mediterránea que quita el sentido.

Alcachofas con tomate

Las alcachofas únicamente hay que cocerlas, pero luego al añadirle la salsa y hornearlas, quedan espectaculares.

La salsa de tomate está aromatizada con vino tinto, ajo, alcaparras, aceitunas y hierbas provenzales. Sólo hay que mezclar todos los ingredientes y dejar que empape las alcachofas.

Se pueden servir con un acompañamiento o solas. Y por cierto, no se te ocurra cortar el tallo de la alcachofa. La carne es la misma que la del corazón de la alcachofa, solo necesitas pelarlo bien para dejar expuesta la carne, y recortar cualquier extremo de color oscuro.

Ingredientes para 4 personas:

¿Cómo hacer la receta?

  1. Precalienta el horno a 200º C sin ventilador y con posición arriba y abajo.
  2. Corta la parte superior de la alcachofa y pela las hojas exteriores más duras de la parte de abajo. Pela el tallo para que se seque carnoso. Córtalo en cuartos longitudinalmente.
  3. Verás en el centro una especie de pelusilla que hay que retirar, porque no se come. Corta alrededor de la pelusilla y retíralo con una cuchara. También retira la parte que es de color morada que está encima de la pelusilla.
  4. Una vez que esté limpia, coge una cazuela y vierte agua con sal. Introduce la alcachofa y cuécela durante 20 minutos, o hasta que esté tierna. También lo puedes hacer al vapor, o comprar los corazones de alcachofa cocidos.
  5. Mezcla los ingredientes restantes en un recipiente, excepto la albahaca fresca, hasta formar una salsa uniforme. Pruébala y ajusta la sal o los condimentos a tu gusto.
  6. Escurre las alcachofas y sécalas con papel de cocina. Coloca las alcachofas en una bandeja de horno, alternando alcachofas y salsa. Cúbrelo con papel de aluminio y hornéalo hasta que esté bien tierno durante 40 minutos.
  7. Decora el plato con unas hojas de albahaca.