Recetas con Alcachofas

Recetas fáciles y muy sabrosas

Revuelto de alcachofas y brócoli

Revuelto de alcachofas y brócoli

Estamos de acuerdo en que el brócoli y las alcachofas no son las verduras más populares del mundo, pero eso es porque no se cocinan adecuadamente. Si haces un revuelto con una bechamel original, lo cubres con queso y lo gratinas, el resultado es muy diferente.

Cuando el clima empieza a enfriarse, no hay nada mejor que una fuente burbujeante de verduras con bechamel y queso. En la web Todo Brocoli tienes más ideas.

En esta versión el brócoli se mezcla con unos corazones de alcachofas y una salsa de queso cremoso. Una combinación que, a primera vista no parece muy apetitosa, pero que una vez que lo pruebas, es deliciosa. Además, este plato se puede servir con arroz o pasta.

Ingredientes:

  • 2 tazas de floretes de brócoli
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 2 cucharadas de harina
  • 360 ml de caldo de pollo (bajo en sodio) o de verduras
  • 360 ml de leche entera
  • 100 gr de queso Cheddar, rallado
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 300 gr de corazones de alcachofa congelados, descongelados y secos
  • Salsa picante, al gusto
  • 50 gr de queso Parmesano, rallado

Elaboración por pasos:

Paso 1. Precalienta el horno a 190º C sin ventilador y con calor por arriba y por abajo. Engrasa una fuente para horno o cúbrela con papel de horno. Calienta el caldo en un cazo, pero no dejes que hierva, solo hay que mantenerlo caliente.

Paso 2. Calienta una olla con agua y sal hasta que llegue a ebullición. Incorpora el brócoli y cuécelo hasta que esté tierno, aproximadamente unos 5 minutos. También puedes hacerlo al vapor para que conserve todos sus nutrientes. Escurre el brócoli y enjuágalo con agua fría para que se enfríe. Escúrrelo de nuevo y sécalo con papel de cocina.

Paso 3. Añade la mantequilla a la sartén, cuando esté derretida y empiece a chisporrotear, agrega la cebolla picada para que se sofría. Deja que se cocine, revolviendo de vez en cuando, hasta que la cebolla esté tierna, unos 5 minutos.

Paso 4. Espolvorea la harina encima y remuévelo bien para que se distribuya uniformemente. Incorpora el caldo caliente y la leche, aumenta la temperatura para que empiece a hervir, sin dejar de removerlo con unas varillas para que no salgan grumos.

Paso 5. Reduce la temperatura para que la salsa pueda cocer a fuego medio-bajo y se reduzca, removiendo todo de vez en cuando.

Paso 6. Pasados 5 minutos, retira la salsa del fuego e incorpora la mitad del queso Cheddar y la mostaza. Cuando el queso se haya derretido, agrega el brócoli y las alcachofas. Sazona todo a tu gusto con sal, pimienta negra y salsa picante.

Paso 7. Vierte la mezcla de vegetales en la fuente para horno, espolvorea la parte superior con el queso Cheddar restante y el queso Parmesano. Introduce la fuente en el horno durante 20-30 minutos, hasta que el queso se funda y empiece a burbujear.

Sirve el plato inmediatamente.