Recetas fáciles y muy sabrosas

Alcachofas rellenas

La receta de hoy es una salida elegante a cualquier comida. Las alcachofas rellenas, al igual que las berenjenas rellenas, son siempre una buena opción, tanto de entrante como de plato principal. Lo ideal es comprar la alcachofa entera y cortarla hasta tener sus preciados corazones, pero también se pueden comprar los corazones solos congelados o en conserva.

El método de cocción es el mismo ya sea fresca o congelada (sin necesidad de descongelar los corazones). y la salsa para rellenarlos es una maravilla. Champiñones con nata, hierbas aromáticas y un toque de coñac que le da mucho sabor a esta verdura.

Alcachofas rellenas

A mi me encantan ¿y a ti?

Ingredientes:

Hacemos la receta así:

Cocemos los corazones de alcachofa en 1 litro de agua con 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de jugo de limón y 1/2 cucharadita de sal. Que llegue a ebullición y luego reducimos la temperatura para que se cuezan a fuego lento durante 35-40 minutos, hasta que los corazones estén tiernos al pincharlos con un cuchillo.

Los retiramos del fuego, los escurrimos y los ponemos en una bandeja de horno.

Para la salsa, derretimos la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Añadimos los champiñones y los salteamos hasta que el líquido de los champiñones se haya evaporado.

Vertemos el coñac y lo cocinamos durante 30 segundos antes de verter la mitad de la nata, la sal, la pimienta negra y las hierbas aromáticas. Aumentamos la temperatura para que llegue a ebullición.

Mientras tanto, agregamos el puré de patatas disuelto y lo mezclamos todo bien para que espese al hervir.

Retiramos la sartén del fuego y calentamos el horno con el grill a una temperatura de 200ºC. Agregamos el resto de la nata y lo mezclamos rápidamente para que espese.

Con esta mezcla rellenamos los corazones de alcachofa hasta llenarlos por completo. Espolvoreamos el queso rallado por encima de las alcachofas y lo introducimos en el horno durante 2 minutos o hasta que se gratine el queso.

Servimos las alcachofas. Puede que el relleno se salga ligeramente por fuera, pero no pasa nada.